Homocine, la web para entender de Cine y Televisión LGTB


15/12/2013

Billy Elliot (Quiero Bailar)

Categoría: películas – Webmaster de Homocine – 17:46
Share Button

Billy Elliot (Quiero Bailar). Billy Elliot.

Tema gay secundario. Comedia, Drama, Homofobia, Jóvenes. Reino Unido. 2000. 110 min. Director: Stephen Daldry. Intérpretes: Jamie Bell, Gary Lewis, Julie Walters, Jamie Draven, Jean Heywood, Stuart Wells.

1984. Billy Elliot (Jamie Bell) es el hijo de once años de un minero viudo (Gary Lewis) que, junto a su hermano Tony (Jamie Draven) y su abuela (Jean Heywood), viven en un pueblecito deprimido del norte de Inglaterra, en el condado de Durham. Billy está apuntado a clases de boxeo, aunque un día descubre las clases de ballet que da la Sra. Wilkinson (Julie Walters). Y de pronto, se dará cuenta de que eso es realmente lo que le gusta. Pero hay un problema: en el ambiente que le rodea, lleno de hombretones bastos, metidos en plena huelga minera, no estaría muy bien visto que un muchachito se dedicara a bailar con un tutú en vez de llevar unos buenos guantes de boxeo. En cuanto su padre y su hermano descubren que ha estado faltando a sus clases de lucha para ir a ballet con otras niñas, empezarán a dudar de la hombría de Billy, y eso será algo que no podrán permitir. Menos mal que Billy podrá encontrar consuelo en su compañero de colegio, Michael (Stuart Wells), al que le encanta vestirse de chica y que ya ha descubierto su incipiente homosexualidad.

Con un excelente guión, esta película sabrá tocar la fibra sensible de los espectadores, pues ha sabido mezclar momentos dramáticos con otros cómicos. Los primeros se refieren sobre todo a la huelga minera que sufre la región y el rechazo social que producen los “esquiroles”, o sea, los que hacen caso omiso a la huelga y van a trabajar en un autobús blindado para no sufrir las iras de los demás. Los otros tienen como total protagonista a Jamie Bell, Billy, que a pesar de la inocencia de un niño de once años, sabe luchar por lo que más quiere en medio del entorno hostil en el que le ha tocado vivir. Estos cambios bruscos de humor sin embargo están muy bien introducidos en la trama de la historia, de forma que siempre consiguen impactar al máximo al público. A pesar del bajo presupuesto y de la apuesta por actores poco conocidos (exceptuando la genial Julie Walters), una vez más el cine británico apuesta fuerte por una historia en la que son las clases sociales más desfavorecidas las que acaban por triunfar, muy al estilo de la también británica The Full Monty. La banda sonora, con grandes éxitos de los ochenta y con sabor a vinilo, es otra de las bazas de esta película, que hará que se convierta en todo un “imprescindible” del cine de hoy.

Quizá un pero: ¿cómo puede ser que una película como ésta, en la que se intenta desmitificar que todos los bailarines de ballet sean gays, cae en el tópico de que Michael, el amigo homo de Billy, se dedique a ponerse los vestidos de su hermana cuando sus padres no están en casa?

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Leave a comment

XHTML (Puedes usar estas etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .