Homocine, la web para entender de Cine y Televisión LGTB


16/12/2013

X

Categoría: películas – Webmaster de Homocine – 20:58
Share Button

X.

Tema gay secundario. Homofobia, Policiaca/Thriller. España. 2002. 95 min. Director: Luis Marías. Intérpretes: Antonio Resines, Esperanza Roy, María Adánez, Manuel Galiana, Marta Belaustegui, Pere Arquillué.

Javier (Antonio Resines) es un homófobo policía que, tras una noche de alcohol, despierta en un lugar desconocido, junto a una mujer que no es la suya (Esperanza Roy), y con claras sospechas de haber sido el autor del asesinato de un joven gay. Javier tendrá que luchar por escapar de esa pesadilla, pues no recuerda nada de lo ocurrido, ya que resulta ser el más claro sospechoso del crimen. Y en su afán por descubir la verdad, acoge en su casa a Alicia (María Adánez), la hermana del muerto, que no puede valerse a sí misma por un accidente de moto y a la que persiguen unos matones a los que el asesinado debía dinero.

Se trata de una película muy ofensiva y de contenido homófobo, pues, no sólo resulta muerto un joven gay, que por cierto, trabaja en una peluquería (típico), sino que además, los diálogos están repletos de insultos y desprecios hacia los homosexuales. Del muerto, no hay ni una sola palabra de cariño, afecto o respeto. Todo son odios, rechazos o condescendencias con la “maricona esa”. El joven homosexual “destrozó” la vida de sus padres al decirles que era gay, aunque por culpa de sus intolerantes progenitores tuvo que emigrar del pueblo segoviano donde vivía al populoso Madrid; ese “maricón” acogió a su hermana en su casa de la capital, cuando ésta decidió ser actriz, en contra de la opinión de sus padres; la “marica esa” cuidó a su hermana tras un accidente de moto, del que él salió ileso. Después de todo lo que, se supone, tuvo que sufrir por querer vivir su vida con normalidad, para lo cual tuvo que huir lejos de su conservadora familia, resulta que la tesis de esta película es que ser homosexual es por lo menos meritorio de una muerte violenta. Le clavaron unas tijeras en la espalda, unas tijeras con forma de X, de incógnita, como el futuro incierto de todos los gays y lesbianas que hay en este mundo. Es increíble que una película pueda concentrar tanta homofobia en tan sólo hora y media. Esperemos que a Luis Marías se lo trague la tierra y no vuelva a dirigir una película más en su vida. Por el bien de tod@s.

No hay comentarios

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.